Informes noticiosos que dan cuenta de la situación social, política, económica y cultural del país y de otros lugares. Divulga los hechos y acontecimientos de actualidad a nivel nacional, regional y local. Entrevistas y reportajes con sus protagonistas.

Del lado de allá, del lado de acá: nada es peor, todo es igual

NOTAS SIN TIEMPO

Del lado de allá, del lado de acá: nada es peor, todo es igual

Del lado de allá, se pasó por encima de los derechos y se ignoró que aun en condición de indocumentados o inmigrantes ilegales, quienes estaban en la frontera eran merecedores del respeto y el trato digno que como seres humanos les asiste. Al gobierno de Venezuela le correspondía acatar las normas y tratados internacionales a las que está obligado, antes de proceder de facto y sin ningún tipo de miramiento sobre la condición de los cientos de familias a las que, sin mediar investigación y sin un debido proceso, se les puso en situación de delincuentes.

 Del lado de acá, indigna la hipocresía y la doble moral de los que megáfono o biblia en mano se desplazaron a solidarizarse y a prodigar abrazos y mercados cuando, como  políticos o gobernantes, de ahora o de antes, son también responsables de que éstas personas hayan tenido que abandonar origen, familias, afectos y propiedades.

 En el centro, entre el lado de allá y el de acá, en ese lugar de nadie, a menos que de quienes hicieron de él el escenario de sus pillerías, están  los condenados de siempre, los que se deben comer la mierda y sufrir los vejámenes y la desgracia de haber nacido en una tierra que los dejó a la intemperie, que los hizo nómadas, trashumantes y huérfanos de un Estado indolente que hoy quiere lucirse con gestos insulsos de solidaridad y patriotismo, aunque ayer haya sido sordo y mudo ante una población a la que no protegió ni escuchó, y que se vio por ello obligada a abandonar ese lugar ajeno al que retórica y eufemísticamente llaman patria.

 La migración, incluso muchas veces la legal, es uno de los productos de esa geografía configurada por realidades desiguales, por países, sociedades y ciudadanos de primera y de segunda, que dio lugar, además, a la creación de todo tipo de espejismos y contemplaciones quiméricas, muchas de ellas motivadoras del éxodo de quienes empezaron a sentirse relegados en sus propias tierras o viviendo en un país hecho y diseñado a la medida de algunos que no somos nosotros.

 Las fronteras son hoy antes que nada canales de irrigación de las miserias de quienes han optado por arriesgarse a florecer en el herbario de malezas y podredumbre en que terminaron convertidas. Son, en esencia, el lugar de paso de todas las plagas e ignominias que en cada país prosperan al ritmo de la pobreza, las malas políticas, la urgencia de sobrevivir, y sobre todo de la corrupción y la quiebra ética y moral que compromete a funcionarios, gobiernos y sociedades.

 El contrabando, el narcotráfico, la prostitución, la explotación sexual, etc., deslucen a quienes solo huyen en búsqueda de una mejor oportunidad para sus vidas. Pero todos a una deben pagar a quienes, bien como como ilegales o bien como defraudadores de uniformes, chalecos o placas oficiales, del lado de allá y del lado de acá, les cobran peaje como sustitutos de los verdaderos agentes de aduana.

 La migración es también, y muchas veces, un acto de coraje; sobre todo para quienes su partida es un salto al vacío, un viaje hacia ninguna parte y con tiquete sin fecha de regreso, en el que saben que lo único que llevan es la tristeza, el dolor y la rabia por aquello que abandonan y por el miedo de llegar a un lugar al que ni su nostalgia ni su dolor le pertenece.

 En las actuales circunstancias de Colombia y Venezuela, duele saber, además, que hay familias en cuya sangre y cuerpos no aparecen trazos que real o imaginariamente les demarquen fronteras: padres y madres colombianas, hijos e hijas venezolanas, y viceversa, que allá y acá echaron raíces intentando reconstruir sus vidas.

 

Entonces lo que se requiere son gobiernos que, independiente de sus ideologías y diferencias en las concepciones de sociedad y desarrollo, asuman la responsabilidad y el compromiso de garantizar la vida, la integridad y los derechos de todos y cada uno de los ciudadanos, dentro y fuera de sus fronteras. Se trata también de que se revisen las venas rotas por las que hoy fluyen degradadas sus relaciones y se tejen sus entornos, cada vez más en manos de quienes aprovechan para hacer del pillaje y la piratería su forma de vida, que esperemos no lleguen a imitar en su tenebroso estilo a los coyotes y polleros mexicanos.

 Ojalá también que, en el caso colombiano, las circunstancias no lleven a que el polifónico as de la ayuda humanitaria, sin duda necesaria en estos momentos, se convierta una vez más en el mecanismo para seguir haciéndole el quite a verdaderas soluciones duraderas y permita que se estire el ya perverso y alargado cordón umbilical que mantiene en la dependencia y el miserabilismo a quienes, a veces con sensatez, pero a veces con odioso oportunismo, terminan pernoctando en la incomodidad de su pobreza.

Orlando Ortiz Medina

*Economista- Magister en Estudios Políticos.

La censura como motor de la escritura

Una de las posibles líneas interpretativas que recorren temáticamente la obra de Reinaldo Arenas, es la censura. Es interés de este escrito rastrear este tópico que es uno de los generadores y configuradores del acto de escritura como resistencia. Es decir, la obra areniana se puede leer, de principio a fin, como la búsqueda constante e infatigable de la libertad. La censura será la causante de esa primigenia búsqueda que atravesará su producción de una manera espiralada.

La censura es el tópico central: desde allí se pueden abordar los demás tópicos de estudio, como el homoerotismo, la performancia, la escritura, la obstinación, la dictadura, el totalitarismo y la historia cultural americana

Una de las posibles líneas interpretativas que recorren temáticamente la obra de Reinaldo Arenas, es la censura. Es interés de este escrito rastrear este tópico que es uno de los generadores y configuradores del acto de escritura como resistencia. Es decir, la obra areniana se puede leer, de principio a fin, como la búsqueda constante e infatigable de la libertad. La censura será la causante de esa primigenia búsqueda que atravesará su producción de una manera espiralada.

La censura es el tópico central: desde allí se pueden abordar los demás tópicos de estudio, como el homo erotismo, la performancía, la escritura, la obstinación, la dictadura, el totalitarismo y la historia cultural americana.

Celestino antes del alba,primera novela de Reinaldo escrita en La Habana, 1964, es una magnífica obra sobre la experiencia hipersensorial y multidimensionada de la infancia en las provincias del «Oriente» cubano.

 

 

 

leer más: http://militanciaeroti.ca/las-jaulas-que-se-repiten-el-palimpsesto-de-censuras-en-la-escritura-de-reinaldo-arenas/

http://librearenas.blogspot.com/

 

SOFIA Te da la mano

Sofía te da la Mano

La Secretaría    Distrital de la Mujer, desarrolla acciones de sensibilización y promoción para dar a conocer el Sistema SOFIA que busca prevenir, proteger  y atender de manera integral a las mujeres víctimas de las violencias en Bogotá, informa a la población de todas las localidades en que consiste cada una de las violencias tipificadas en la ley 1257 de 2008 y cuáles son los derechos que tienen como víctima y las obligaciones de las  diferentes instancias institucionales que tienen que brindar atención con calidad, calidez y  de manera oportuna y eficaz a  las mujeres que  llegan a buscar ayuda y orientación.

Radiolunas  invita a la audiencia para que conozca más sobre el Sistema SOFIA de Bogotá  acercándose a las Casas de Igualdad de Oportunidades CIO, ubicadas en todas las localidades de la Capital, en las Comisarías de Familia, y otras entidades que le deben brindar información.

La Confluencia de Mujeres de Cundinamarca, se encuentra desarrollando tareas de preparación, gestión e incidencia, relacionadas con la preparación de la agenda políticas de las mujeres  de las diferentes provincias del departamento, estas acciones son el preámbulo a todas las labores de movilización ciudadana y ejercicio político de negociación con quienes aspiran a los cargos de elección popular para  llegar a las alcaldías, Concejos y  Asamblea departamental.

¿qué son los ODM?

Sabe usted ¿qué son los ODM?

Son los Objetivos de Desarrollo del Milenio; En la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas celebrada en la sede de las Naciones Unidas (Nueva York, 2000), los jefes de Estado y de Gobierno del mundo firmaron la Declaración del Milenio. En ella asumieron compromisos en materia de paz y seguridad, derechos humanos, protección del entorno y atención especial a la pobreza. Con base en esa Declaración se concertaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio, ODM, que incluyen ocho objetivos, 18 metas y más de 40 indicadores que deben hacerse realidad para el 2015. “los Objetivos de Desarrollo del Milenio constituyen un pacto entre las naciones para eliminar la pobreza humana”.

En Bogotá la Secretaria Distrital de la Mujer avanza en la puesta en marcha de proyectos y programas que asumen la Política Pública de Mujer y Género con las mujeres capitalinas. Fortalecimiento a Procesos Organizativos de Mujeres Urbanas y Rurales, Capacitación en TIC con Perspectiva de Género, Escuela de liderazgo y Participación Política, son entre otros los programas que  se mueven en las diferentes localidades de Bogotá.

Radiolunas invita a las mujeres a que se acerquen a las Casas de Igualdad de Oportunidades ubicadas en las diferentes localidades, conozcan y se informen de sus derechos y de los programas que se desarrollan en beneficio de las mujeres y las niñas.

Movimientos feministas y  organizaciones sociales de mujeres adelantan tareas de gestión y preparación de las diferentes acciones para celebrar el 8 de marzo día internacional de la mujer y por el reconocimiento de sus derechos.

Radiolunas acompaña y promueve las apuestas que reivindican y asumen la garantía de los derechos de quienes conforman más de la mitad de la población.